Informacion del Proceso 63001-31-05-002-2006-00076-01

Radicación 63001-31-05-002-2006-00076-01
Tipo Providencia Laboral
Sala Civil, Familia, Y Laboral
Fecha 2008-05-07
Clase Proceso INCREMENTO PENSIONAL POR PERSONAS A CARGO
Magistrado Dr. Jorge Maya Cardona
Juzgado Juzgado Segundo Laboral Del Circuito De Armenia
Demandante JULIO CARDENAS RODRIGUEZ
Demandado INSTITUTO DE SEGURO SOCIALES
Extracto

INCREMENTO PENSIONAL POR PERSONAS A CARGO/ Incremento del 14% por la esposa legítima.

El demandante no tiene derecho a los incrementos contemplados en el artículo 21 del Acuerdo 049 de 1990, en el reconocimiento por pensión de vejez que le hizo el Instituto de los Seguros Sociales.

CITAS: Corte Suprema de Justicia, Sentencia de junio 28 de 2000, M. P. Dr. GERMAN G. VALDEZ SÁNCHEZ. radicado 13410.

Desición Confirmar la sentencia
Providencia

TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL

 

SALA DE DECISIÓN CIVIL-FAMILIA-LABORAL

 

 

Magistrado Ponente: Jorge Maya Cardona

 

Radicación 63001-31-05-002-2006-00076-01

 

 

AUDIENCIA DE JUZGAMIENTO

 

 

A las cuatro (4 p.m.) de la tarde de hoy miércoles siete (7) de mayo de dos mil ocho (2008) hora y fecha señaladas, para llevar a cabo la Audiencia en la que debe resolverse el recurso de apelación interpuesto por la parte demandante frente a la sentencia de diciembre doce (12) de 2006 proferida por el Juzgado Segundo Laboral del Circuito de la ciudad dentro del proceso Ordinario Laboral promovido por el señor JULIO CARDENAS RODRIGUEZ en contra del INSTITUTO DE SEGURO SOCIALES, se reunieron los Magistrados de la Sala y previa deliberación, se profiere el siguiente fallo.

 

 

TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL

SALA DE DECISIÓN CIVIL-FAMILIA-LABORAL

 

Armenia Q., siete de mayo de dos mil ocho.

 

 

1. ANTECEDENTES

 

1.1. Demanda

 

El señor Julio Cárdenas Rodríguez, a través de mandatario judicial presentó demanda para proceso Ordinario laboral en contra del Instituto de Seguros Sociales, con el fin de que se profiera sentencia mediante la cual se hagan las siguientes declaraciones y condenas: Que se declare que tiene derecho a los beneficios del régimen de transición establecido en la ley 100 de 1993 y por consiguiente a que su pensión se rija por el Acuerdo 049 de 1990 aprobado por el Decreto 758 de 1990. Que en consecuencia, el ISS le deberá pagar la suma total de lo que resulte de liquidar la obligación por concepto de incrementos pensionales por personas a cargo establecido en los artículos 21 y 22 de dicho Acuerdo. Como la señora Liria Osorio de Cárdenas figuraba como beneficiaria inscrita y reconocida por el ISS, como cónyuge del señor Cárdenas Rodríguez; tiene derecho al incremento del 14% calculado sobre la pensión mínima legal para cada año, liquidado mes por mes, desde el 13 de diciembre de 1998, fecha en que el demandante empezó a disfrutar de la pensión y hacia futuro sobre las mesadas normales y las adicionales. Que sobre el valor de la condena el ISS le aplique la correspondiente indexación y las costas del proceso.

 

El demandante basa sus pretensiones en los siguientes hechos: Mediante la Resolución Nº 3701 de 1999, el Seguro le reconoció pensión por vejez a partir del trece (13) de diciembre de 1998, a pesar que la entidad demandada reconoce que el actor cumple con los requisitos para estar en el régimen de transición, no le reconoce los beneficios del mismo, con el argumento de que el señor Cárdenas Rodríguez no estaba afiliado al seguro al 31 de marzo de 1994. Manifiesta que de acuerdo a sentencias de las Altas Cortes, respecto a las personas que a la vigencia de la ley 100 de 1993 no se encontraran cotizando al ISS, han indicado que no es un requisito necesario para ser beneficiario del régimen de transición, por lo que el demandante tiene derecho a la aplicación del Acuerdo 049 de 1990 y al pago de los incrementos de la citada norma.

 

Contrajo matrimonio el 27 de julio de 1968 con la señora Liria Osorio de Cárdenas, con quien vive bajo el mismo techo desde dicho año, siendo el demandante quien siempre ha velado por el sostenimiento del hogar que conforman. Además la señora Osorio de Cárdenas, no recibe pensión de ninguna entidad pública ni privada y depende económicamente del actor; así mismo, la inscribió como beneficiaria en salud en calidad de cónyuge en el sistema de Medicina Familiar del Seguro Social desde el 17 de agosto de 1988 según consta en el certificado de beneficiarios en salud expedido por la entidad demandada; sin embargo ésta omitió incluirla en la nómina y reconocerle el incremento a que tiene derecho.

 

De acuerdo con lo anterior, el ISS debió reconocer al pensionado en razón de su esposa legítima el 14% adicional en su pensión. Mediante derecho de petición, el día 01 de noviembre de 2005, le solicitó al Seguro reconocimiento del incremento que se demanda, pero éste lo negó por medio del oficio Nº 316641 del 30 de noviembre del 2005, por tanto se considera agotada la vía gubernativa. Agrega que el artículo 21 del Acuerdo 049 de 1990 estableció lo referente a los incrementos de la pensión por personas a cargo, dicha norma no ha sido derogada, ni subrogada por otra posterior y por tanto tiene plena vigencia. De acuerdo al principio de inescindibilidad de la norma jurídica y en aplicación del régimen de transición, debe aplicarse de manera integra el Acuerdo 049 de 1990.

 

 

1.2. Respuesta a la demanda.

 

 

El representante legal del Instituto de Seguro Social, por conducto de apoderado judicial dio respuesta a la demanda, negó el hecho 5° de la misma y aceptó los demás. Dice que el Seguro le reconoció la pensión de vejez al actor con fundamento y en vigencia de la ley 100 de 1993, por lo que no es posible acceder a los incrementos demandados pues ésta ley no los consagra, además el demandante no se encontraba afiliado al Seguro al momento de cumplir los requisitos para acceder a la pensión, de ahí que el ISS no exija la presentación de documentos que acrediten la mencionada dependencia económica para las personas a cargo del pensionado, de la cual el accionante no anexa prueba alguna, dado que no es beneficiario del régimen de transición.

 

Se opone a la prosperidad de las pretensiones, y propuso como excepciones la de “PRESCRIPCIÓN” e “INEXISTENCIA DEL DERECHO Y LA OBLIGACIÓN”.

 

 

1.3. La sentencia de primera instancia

 

Agotado el debate probatorio, se señaló fecha para la audiencia de Juzgamiento que se celebró el día doce (12) de diciembre de dos mil seis (2006), en la que se profirió fallo, donde se absuelve a la demandada de las pretensiones de la demanda.

 

El Juez a-quo al hacer un estudio de la prueba recaudada en el proceso, observa que el actor adquirió el derecho a la pensión de vejez ante el ISS, a partir del veinticuatro (24) de agosto de 1999 con fundamento y en vigencia del artículo 33 de la ley 100 de 1993, por lo que no es dable reconocer unos incrementos pensionales por personas a cargo, los cuales no fueron incluidos en la presente ley. Que su reconocimiento sólo opera en relación con las pensiones que, en virtud del régimen de transición, tuvieron como exigencia los requisitos del acuerdo 049 de 1990, reglamentado por el decreto 758 de 1990, por tal razón, el demandante no tiene derecho al incremento deprecado, pues para que se hiciera acreedor del mismo la pensión tendría que haberse reconocido con fundamento en dicho acuerdo.

 

Agrega que al señor Cárdenas Rodríguez se le tuvo en cuenta para su liquidación 1.320 semanas cotizadas con ingreso base de liquidación de $217.306, por lo tanto, aplicar el acuerdo 049 implicaría variar los parámetros de liquidación pensional y ello no fue materia de reclamación administrativa, ni hace parte de las pretensiones de la demanda.

 

 

1.4. El Recurso de Apelación

Inconforme el demandante con la decisión del a-quo, a través de su apoderado judicial interpuso el recurso de apelación, con su correspondiente sustentación.

 

Argumenta que el Seguro le reconoció la pensión de vejez a partir del 13 de diciembre de 1998, pero no le reconoció la prestación económica aplicando el Acuerdo 049 de 1990 sino la ley 100 de 1993, con el argumento de que no se encontraba afiliado a dicha entidad para el 31 de marzo de 1994 para que pudiera beneficiarse del régimen de transición, señala que es sabido que ese requisito adicional se instituyó mediante el Decreto 1160 de 1994 reglamentario de la ley 100, que consagra que para que el trabajador pudiera beneficiarse del régimen de transición tenía que haber estado afiliado al ISS, fue declarado nulo por el Consejo de Estado, en sentencia de 1997 y adicionalmente la Corte Suprema de Justicia en sentencia del año 2000 impartió precisas y claras instrucciones para aplicar dicho régimen, en razón de lo anterior, a las personas que se les haya reconocido la pensión con el actual régimen tienen derecho a que el acto administrativo proferido en esos parámetros sea revisado y su derecho se resuelva de conformidad al acuerdo 049, y así lo cumple el demandante.

 

Que en la demanda no se esta pidiendo la revisión de la liquidación del monto de la pensión, pero si se está pidiendo el reconocimiento de los beneficios del régimen de transición y particularmente el pago de los incrementos por personas a cargo de que tratan los artículos 21 y 22 del Acuerdo 049 de 1990 y no es una razón válida para negarles, el hecho de que se le haya reconocido la pensión con 1320 semanas, pero que igualmente el artículo 12 del citado acuerdo da la posibilidad de pensionarse con 1000 semanas.

 

Adicionalmente es dable la aplicación del principio de la condición más beneficiosa, e invoca la revocatoria de la sentencia de primera instancia.

 

Solicita, la fotocopia del expediente de solicitud pensional del señor Cárdenas Rodríguez, que fue pedida en primera instancia como prueba trasladada, lo cual fue ordenado y adjuntado en esta instancia.

1.5.- Trámite en segunda instancia.

 

 

Admitido el recurso y fijadas fechas para audiencia de juzgamiento fueron decretadas pruebas en junio 14 y octubre 12 de 2007. Con respecto al traslado que se corrió a las partes para que presentaran sus alegatos, éste transcurrió el silencio.

 

 

2. CONSIDERACIONES.

 

 

2.1. Los Presupuestos

 

 

Concurren en este caso los presupuestos procesales, es decir, aquellos elementos necesarios para la constitución válida y regular de la relación jurídica procesal, como son: Competencia, capacidad para ser parte, capacidad procesal y demanda en forma, requisitos necesarios para una decisión de fondo.

 

 

El Problema

Jurídico.

 

 

Se circunscribe a determinar si el demandante tiene derecho a los incrementos contemplados en el artículo 21 del Acuerdo 049 de 1990, en el reconocimiento por pensión de vejez que le hizo el Instituto de los Seguros Sociales.

 

El Acuerdo 049 de 1990, aprobado por el decreto 0758 del mismo año reguló la pensión de jubilación, invalidez y muerte para los afiliados al ISS; en su artículo 21 consagró el incremento de las pensiones de invalidez por riesgo común y vejez, estableció: a) En un siete (7%) sobre la pensión mínima legal, por cada uno de los hijos o hijas menores de 16 o 18 años si son estudiantes...y en el literal b) “En un catorce por ciento (14%) sobre la pensión mínima legal, por el cónyuge o compañero o compañera del beneficiario que depende económicamente de éste y no disfrute de una pensión.”

 

El artículo 36 de la ley 100 de 1993 consagró el régimen de transición para las personas que al 31 de marzo de 1994 tuvieran la edad, el monto o las semanas cotizadas para acceder a la pensión de vejez, las cuales serían beneficiarios de este régimen; para las demás condiciones y requisitos se les aplicará lo contenido en la ley 100 de 1993.

 

Pretende el actor que se le reconozca el incremento del 14% de la pensión por su esposa legitima, conforme al artículo 21 del Acuerdo 049 de 1990, ya que es beneficiario del régimen de transición pues cumplía con el requisito de edad -40 años- para la fecha en que entró en vigencia la ley 100 de 1993.

 

El Seguro Social mediante la Resolución Nº 003701 de 1999, reconoce pensión de vejez al señor Julio Cárdenas Rodríguez; pero dentro de las consideraciones de ésta, dice que si bien es cierto que el actor cumplía el requisito de edad exigido para estar en transición, también lo es que al 31 de marzo de 1994 no se encontraba afiliado al ISS, razón por la cual no le es aplicable el Acuerdo 049 de 1990.

 

Para el Juzgado, de las pruebas recaudadas se desprende que el señor Cárdenas Rodríguez adquirió la pensión de vejez con fundamento y en vigencia de la ley 100 de 1993, al no haber sido beneficiario del régimen de transición. Que por ello resulta improcedente la aplicación del Acuerdo 049 de 1990 donde esta contemplado el incremento que demanda, señala además que como para la liquidación de la pensión del señor Cárdenas se tuvieron en cuenta los postulados de la ley 100, aplicar ahora el Acuerdo 049, implicaría variar los parámetros de liquidación y ello no fue materia de reclamación administrativa ni hace parte de las pretensiones de la demanda.

 

La Corte Suprema de Justicia, en Sentencia de junio 28 de 2000, Magistrado Ponente Dr. GERMAN G. VALDEZ SÁNCHEZ. Proceso radicado 13410 señaló en uno de sus apartes:

 

“…..Por otra parte, se encuentra que el cargo asume que las normas que señala como transgredidas exigen la afiliación actual al I.S.S., al momento de la entrada en vigencia del sistema pensional nuevo, para las personas que aspiran a beneficiarse del régimen de transición del artículo 36 de la ley 100 de 1993, criterio que la Sala no comparte.

 

En primer lugar debe anotarse que el Consejo de Estado en sentencia de Febrero 10 de 2000 declaró la nulidad de los numerales 3°, 4° y 5° del artículo 1° y del inciso 1° del artículo 3° del Decreto Reglamentario 1160 de Junio 3 de 1994 y que hizo lo propio con el inciso 2° del citado artículo 3° del mismo decreto mediante fallo del 10 de Abril de 1997, con lo cual desaparece parte del sustento de la acusación

 

En segundo término se tiene, que en rigor el artículo 36 de la ley 100 de 1993 solo impone como requisitos para obtener los beneficios del régimen de transición la edad (35 años o más si son mujeres o 40 o más años de edad si son hombres) o los “años de servicio cotizados” (15 o más), criterio que incluso se plasma en la primera de las citadas sentencias del Consejo del Estado, como argumento central para declarar la nulidad de las normas del decreto 1160 de 1994 a las que se aludió antes.

 

No desconoce la Sala que en el artículo 36 de la ley 100 de 1993 se incluye una alusión al “régimen anterior al cual se encuentran afiliados” que puede inducir al entendimiento que ha sostenido la demandada, pero considera la Sala que se trata de una expresión aclaratoria, necesaria en su momento por la diversidad de regímenes prestacionales que existían. No podía tenerse como un requisito adicional dado que la afiliación corresponde a un concepto de vinculación a un régimen de seguridad social, excluyente, por ejemplo, de los casos en que era aplicable el sistema patronal e incluso de otros en los que tal mecanismo podía no existir formalmente, como también de los eventos en que por circunstancias accidentales una determinada persona podía estar desvinculada de un sistema de seguridad social, con posibilidades de reincorporarse por medio del nuevo sistema e incluso próximo al cumplimiento de los requisitos del anterior. Todas esas situaciones diferenciales, de aceptarse la tesis del recurrente, pugnan claramente con los postulados de un sistema de seguridad social como el establecido en la ley 100 de 1993, particularmente los de universalidad, unidad y solidaridad.

 

Por eso las alusiones que en los preceptos reglamentarios se hacían a la vinculación laboral, no pueden entenderse como el establecimiento de una nueva condición frente al régimen de transición sino como un desarrollo del carácter universal de la disposición o de su proyección general, o de una precisión para uno de los segmentos del conjunto de beneficiarios de ese régimen especial, pues lo otro conduciría a aceptar que las disposiciones complementarias crearon un requisito adicional que no fue previsto por la norma originaria del régimen especialísimo de transició

n, que busca mantener unas condiciones de favorabilidad para un conjunto de beneficiarios que de otra forma verían agravadas las condiciones de acceso a la pensión en virtud de la expedición de la nueva legislación…”.

 

 

Es bien clara la providencia de la Corte, y esta Sala la comparte en su integridad dado que el articulo 36 de la ley 100 de 1993 no esta exigiendo un requisito mas para tener derecho al régimen de transición por el hecho de señalar

 

 

“régimen anterior al cual se encontraba afiliado”, esta expresión como bien lo señala la Corte, solo pretende aclarar lo relativo a la diversidad de regímenes y por tanto no podía exigirse al demandante como un requisito mas, el encontrarse afiliado al ISS a marzo 31 de 1.994.

 

NOTIFÍQUESE.

 

 

LOS MAGISTRADOS,

 

 

 

JORGE MAYA CARDONA.

 

 

 

 

 

LUIS FERNANDO DUSSAN ARBELÁEZ

 

 

 

 

 

 

OLGA LUCÍA HOYOS SEPÚLVEDA.

 

 

 

 

 

 

LA SECRETARIA.

 

 

 

 

 

 

BEATRIZ EUGENIA CASTRILLON GRISALES

 

 

Dado lo anterior, y en caso de ser viable la liquidación de la pensión del demandante bajo los parámetros del acuerdo 049 de 1990, como bien lo señala el señor Juez de primera instancia, a pesar de las facultades ultra y extra petita de los juzgadores de primera instancia, no podía éste, conceder el derecho invocado en razón a que ello implicaba variar los parámetros de liquidación del monto pensional al ser necesario adecuarlos a lo señalado por el articulo 20 del citado Acuerdo y sobre ello ni se hizo la reclamación administrativa (Véanse los folios 14 y 15), ni tampoco se presentó la demanda, por tanto no fue motivo de controversia en el proceso.

 

La segunda instancia aún mas limitada por el recurso (articulo 357 del C.P.C.), no puede adentrarse en dicho estudio y por tanto se confirmará la sentencia apelada aún en lo relativo a la condena en costas a cargo de la parte vencida.

 

En esta instancia, no habrá condena en costas por no aparecer causadas. (Art. 392, numeral 9 del C. de P.C)

 

 

3.- Decisión.

 

 

Por lo expuesto, el Tribunal Superior de Distrito Judicial de Armenia Q. Sala de Decisión Civil-Familia-Laboral, Administrando Justicia en nombre de la República y por la autoridad de la ley,

 

 

RESUELVE:

 

 

PRIMERO:

Confirmar la sentencia del doce (12) de diciembre de dos mil seis (2006), dictada por el Juzgado Segundo Laboral del Circuito de la ciudad, en el proceso ordinario laboral instaurado por el señor JULIO CÁRDENAS RODRIGUEZ en contra del INSTITUTO DE SEGURO SOCIALES.

 

 

SEGUNDO:

Sin costas en esta instancia por no aparecer causadas (artículo 392 numeral 9 del C.P.C).

 

 

TERCERO:

Ejecutoriada esta sentencia, devuélvase el expediente a la oficina de origen.

 

La providencia por su pronunciamiento oral, quedó notificada a las partes en estrados. Para constancia se firma la presente por quienes en ella intervinieron, una vez leída y aprobada en todas sus partes.

Adjuntar Archivo